Cobertura en Medias

Bolivia: Mujeres Movilizadas Contra la Violencia Fueron Reprimidas y Encarceladas
Pronunciamiento de la Red LB Bol
Evo contra el Internacionalismo Feminista
Pronunciamiento de Desobediencia Visual
Pronunciamiento de Pan y Rosas Bolivia
Reprimen a Feministas Autónomas en Bolivia
Mujeres Denuncian Represión de la Policía
Bolivia: Golpes y Detenciones Durante Encuentro de Mujeres en Cochabamba
Fuerte Represión Policial a Mujeres Participantes del Encuentro Aquelarre Subersiva en Cochabamba, Bolivia


Bolivia: Mujeres Movilizadas Contra la Violencia Fueron Reprimidas y Encarceladas



Publicado en Wambra el 19 de julio de 2017
marcha por la vida aquelarre 2017
El “Aquelarre Subversiva” es un encuentro autónomo feminista auto gestionado de Bolivia y con alcance latinoamericano. Este encuentro se organiza desde hace tres años para articular acciones conjuntas, como dicen las organizadoras: “desde la autonomía de las mujeres, el respeto por la vida, el derecho a decidir, la denuncia a la violencia sistemática del patriarcado, el estado y el capital” Como en varios países de América Latina, Bolivia no es un lugar seguro para las mujeres: al menos siete de cada diez mujeres sufren violencia machista, cada tres días ocurre un feminicidio y 400 mujeres mueren al año por abortos clandestinos.

En el contexto del tercer encuentro del “Aquelarre Subversiva”, el día 7 de julio de 2017 a las 18h30 en la ciudad de Cochabamba, distintas mujeres y niñas de Bolivia, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, España, Estados Unidos, Perú e Italia se auto convocaron en una gran “Marcha de mujeres por la vida, el cuerpo, el territorio y la dignidad”.

Según una de las organizaciones salieron a denunciar: “la violencia patriarcal y los feminicidios que atentan contra nuestras vidas en todos los territorios”. Mientras las mujeres exigían alto a la violencia su manifestación fue reprimida. Según una de las organizaciones, la Policía lanzó gas y golpeó a varias mujeres. Cuatro activistas de Argentina, Chile, España y Bolivia, fueron detenidas, una de ellas, mientras filmaba la detención violenta de las otras mujeres.

La detención de las cuatro activistas se realizó en el momento que la movilización pasaba por las instalaciones de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) donde denunciaron las violaciones hacia mujeres cometidas por la Policía de Bolivia. Según las organizaciones de mujeres “solo en 2016 hay 426 denuncias a policías por violencia hacia mujeres, la mayoría sin sentencia y con impunidad”.

Las denuncias de las organizaciones de mujeres y feministas hacia la Policía de Bolivia se intensificó a raíz del caso de una mujer con discapacidad que fue violada en instancias de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) en 2014.

La detención de cuatro activistas feministas



Las cuatro mujeres detenidas fueron ingresadas a las dependencias de la UTOP, según las organizaciones de mujeres fueron aisladas e incomunicadas durante varias horas, y no se les permitió comunicarse con sus abogadas. En un comunicado público denunciaron: “Durante la detención la policía intentó realizar un montaje y obtener pruebas ilícitas pintándoles las manos con aerosol y fotografiándolas con objetos que no eran suyos, incurriendo en una violencia institucional a la cual ellas se resistieron. Ahí mismo, fueron amedrentadas por alrededor de 15 policías que ejercían constante violencia psicológica. Luego de esto, las trasladaron hacinadas y esposadas en un vehículo a las instalaciones de la FELCC (Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen). En este lugar llegaron las abogadas defensoras pero la policía las retuvo tratando de inculparlas como cómplices de lo ocurrido, impidiendo así la comunicación de estas con las compañeras detenidas y el accionar de la defensa, solo por el hecho de ser mujeres. Inmediatamente se llevaron las compañeras a las celdas donde les esperaban las fuerzas de la INTERPOL para fotografiarlas una vez más. Mientras tanto, las compañeras de las organizaciones estuvimos movilizadas y en vigilia”.

Pronunciamiento de la Red LB Bol



Publicado en facebook el 13 de julio de 2017
policía boliviana reprimiendo la marcha del aquelarre

Evo contra el Internacionalismo Feminista


Publicado en Arpillera

Lo vimos recientemente dirigirse a la opinión pública con su camperita del Che y haciendo alarde de una moralidad cristiana en el manejo de los temas fronterizos con Chile. Si antes el gobierno chileno actuó bajo el estrictísimo apego a su institucionalidad burguesa, colonialista y racista, hoy el Evo pretende no hacerlo al mandar a los carabineros chilenos directo a sus casas, libres de cargo alguno y sin un rasguño. Bien por Evo y su jugarreta diplomática. El problema está en que ese derroche de empatía, bondad, superioridad moral o como quiera llamarle la progrería que le aplaude, no fue precisamente lo que antepuso en su política interna al enfrentar la movilización de mujeres que se llevó a cabo el viernes 7 de Julio en Cochabamba.

La “Marcha de Mujeres por la Vida, el Cuerpo, el Territorio y la Dignidad” se llevó a cabo en el marco del “Aquelarre Subversiva”, un encuentro feminista anual que logró convocar a mujeres de diversas regiones. Fue un esfuerzo del movimiento feminista autónomo boliviano por consolidar lazos internacionalistas y a ella acudieron mujeres desde España, Argentina, Ecuador y Chile, entre otras regiones. Y es que la lucha en defensa del cuerpo femenino y del territorio es una razón movilizadora capaz de burlar las fronteras impuestas por los Estados depredadores. Eso lo saben todos los gobiernos y por eso temen que rompamos la raíz de la violencia machista que hoy nos mantiene acumulando cifras de femicidios y nombremos el saqueo impuesto por la IIRSA para desenmarañar todos los “proyectos” con los cuales amenazan despojarnos del agua, la tierra, la vida.

Compañeras feministas fueron detenidas en el marco de una fuerte represión policial contra esta movilización. Contra ellas se elevaron los cargos que no se quiso elevar contra los pacos fronterizos. A ellas se les golpeó y maltrató como no lo hicieron con los carabineros chilenos. Con ellas no hubo diplomacia ni moral cristiana capaz de contener la furia represiva. Así, la compañera venida de España, la que había viajado desde Argentina, la que había cruzado desde Chile y otra nacida en Bolivia, se vieron tras las rejas de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) y posteriormente fueron trasladadas a la sede de la FELCC, la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen. A las afueras de esta jaula se apostó en una vigilia el movimiento autónomo feminista en pleno, exigiendo la liberación de estas compañeras cuyo mayor crimen habría sido pintar las paredes con sus demandas y denuncias. A las abogadas que intentaron establecer comunicación con las detenidas, les negaron el acceso bajo el pretexto de una supuesta “complicidad”. Y en un derroche de misoginia, la justicia macho del Estado boliviano aseveró que sólo permitiría el ingreso de un abogado hombre.

Las mujeres detenidas fueron liberadas tras casi seis horas. Para garantizar su liberación carcelaria, las compañeras se vieron forzadas a firmar un acta de compromiso para enmendar los supuestos daños provocados a fachadas y deberán comparecer el día lunes 10 de Julio ante la fiscalía.

Desde Revista Arpillera solidarizamos con las compañeras represariadas y condenamos la violencia con la que las instituciones del Estado boliviano es capaz de hacer frente a la movilización de mujeres que buscan precisamente poner un alto a las tropelías que colocan en riesgo la vida de las mujeres y sus territorios.

¡Solidaridad Internacionalista y Apoyo Mutuo Feminista!

Aportes Solidarios desde otras regiones, coordinar a través de: aquelarresubversiva(arroba)riseup(punto)net

Pronunciamiento de Desobediencia Visual



Publicado en facebook el 11 de julio de 2017

Sobre lo ocurrido en la Marcha de mujeres por la vida, el cuerpo, el territorio y la dignidad. Cochabamba, Bolivia, 7 de julio del 2017.

Hemos salido a denunciar la violencia patriarcal y los femicidios que atentan contra nuestras vidas en todos los territorios. Indignadas hacemos conocer que nuestra manifestación ha sido violentamente reprimida por la policía boliviana, que en el abuso de su fuerza y poder nos gasificó y golpeó con más de 50 efectivos tomando presas a 4 compañeras (argentina, boliviana, chilena y española). La captura se realizó mientras denunciabamos las violaciones hacia mujeres cometidas por la policía de bolivia. Una vez detenidas nuetras compañeras fueron ingresadas a las dependencias de la UTOP, aisladas e incomunicadas por horas, la policía intentó realizar un montaje pintándoles las manos con aerosol y fotografiándolas con objetos que no eran suyos.

Nosotras no nos vamos a quedar calladas.
policía boliviana reprimiendo la marcha del aquelarre

Pronunciamiento de Pan y Rosas Bolivia



Publicado en La Izquierda Diario el 10 de julio de 2017

Mujeres reprimidas por protestar, feminicidas sueltos y en libertad



Desde Pan y Rosas repudiamos enfáticamente la represión contra las mujeres movilizadas el pasado 7 de julio en la ciudad de Cochabamba, durante "Marcha por la vida, el cuerpo, el territorio y la dignidad" realizada como parte del encuentro del feminismo autónomo “Aquelarre Subversiva”.

Las compañeras fueron violentamente desmovilizadas por un numeroso contingente policial, golpeadas y gasificadas sin consideración de la presencia de niños y niñas, tomando a cuatro de ellas presas (una argentina, una chilena, una española y una boliviana) y dejándolas incomunicadas durante horas para ponerlas en libertad a condición de firmar un acta de compromiso con el cual hoy se busca obligarlas a pagar una suma absurdamente alta de dinero, a título de la supuesta “reparación de daños”, tal como señala su pronunciamiento.

El día de hoy 10 de julio fueron citadas por la Fiscalía de Cochabamba a las 12:00 HRS., frente a lo cual se ha convocado a una concentración en inmediaciones de la FELCC de este departamento. Manifestamos nuestra solidaridad con las compañeras y exigimos que se levante esa multa impuesta en su contra así como sumamos nuestro apoyo a esta concentración.

No es un caso aislado, es el capital y el patriarcado



Este hecho se produce en un contexto altamente represivo contra diversos sectores: abundantes son los antecedentes de arremetidas contra el movimiento indígena que resiste frente a los megaproyectos protransnacionales o el hostigamiento y criminalización del movimiento obrero cuando este no se subordina a los dictámenes del gobierno y su burocracia sindical aliada. La policía, como buen aparato represivo de este Estado burgués, actúa con gran eficacia contra las mujeres movilizadas así como contra indígenas y trabajadores, y no lo hace ni hará jamás contra los violadores y feminicidas que se pasean impunemente por las calles, con su venia y complicidad así como la de todo el aparato judicial.

Además de eso, es la propia policía la que protagoniza frecuentemente casos de brutal violencia contra nosotras. No olvidemos por ejemplo el caso de Minerva, joven con discapacidad mental víctima de una violación policial colectiva el año 2014 y desaparecida por varios días luego de sentada la denuncia para ser hallada “fortuitamente” en un nosocomio de dependencia estatal, situación reeditada sobre otras jóvenes durante los siguientes años, sin mencionar feminicidios como el de Hanalí Huaycho y otras tantas denuncias de violencia ejercida por funcionarios de esta institución.

Sabemos de sobra que la igualdad ante la ley no es la igualdad ante la vida y pese a que se predique casi religiosamente sobre “los avances del Proceso de Cambio” y la tan citada Ley 348, las más oprimidas y explotadas no hemos dejado de recibir garrote e impunidad. En nuestro país muere una mujer cada tres días víctima de feminicidio, y según datos de la propia FELCV (Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia) más de 5 violaciones son denunciadas diariamente y con total seguridad hay cientos más que no lo son. Según datos de la ONU, más del 80% de estos casos quedan impunes, siendo Bolivia el primer país latinoamericano con mayor grado de violencia física contra las mujeres y el segundo en violencia sexual después de Haití.

El hecho de que se reprima y hostigue una protesta de mujeres que denuncian esta situación, haciendo mucho más en contra de ellas de lo que sea hace diariamente por alcanzar justicia para nuestras muertas, expresa con claridad el carácter represivo, anti popular, patriarcal y pro capitalista de este Estado y gobierno, que utilizan el aparato policial y judicial para perseguir a quienes se movilizan y hacen de la “justicia” una mercancía accesible solo para quienes detentan poder económico y político.

Rechazamos este nuevo acto de represión estatal y manifestamos nuestro apoyo y solidaridad a las compañeras que pese a estar en libertad, continúan siendo objeto de hostigamiento por la abrumadora cantidad de dinero que el Estado quiere imponer sobre ellas como si de un escarmiento se tratara, para que nadie más se ponga en acción. Hechos como estos dan cuenta de lo necesario que es continuar organizándonos y luchar por nuestra verdadera emancipación.

¡Basta de represión contra la protesta social!

¡Solidaridad y apoyo a las compañeras feministas reprimidas en Cochabamba!
basta de represión estatal
Pan y Rosas Bolivia

Reprimen a Feministas Autónomas en Bolivia



Publicado en ZUR Pueblo de Voces y en Marcha

Por Camila Parodi y Laura Salomé Canteros.

El viernes 7 por la noche, la Policía de la ciudad de Cochabamba organizó una emboscada y cacería y golpeó y detuvo a cuatro feministas autónomas de Argentina, Chile, España y Bolivia que participaban de la marcha del Encuentro “Aquelarre Subversiva”. Tras la violencia de la represión se organiza el repudio y la solidaridad feminista nuestroamericana.

Como desde hace tres años, se realizó en Bolivia el “Aquelarre Subversiva”, encuentro autogestivo del feminismo autónomo. El Aquelarre, tiene entre sus objetivos, la intención de generar y propiciar instancias de encuentro e intercambios feministas que posibiliten articular acciones políticas “desde la autonomía de las mujeres, el respeto por la vida, el derecho a decidir, la denuncia a la violencia sistemática del patriarcado, Estado y el capital”.

En este marco, desde los distintos colectivos y organizaciones del feminismo autónomo boliviano denuncian que, “al menos siete de cada diez mujeres sufren violencia machista”, como así también que “400 mujeres mueren al año por abortos clandestinos y un feminicidio ocurre cada tres días”. De esta manera, es urgente el encuentro así como la elaboración de estrategias de un feminismo que se pueda pensar desde las lógicas del cuidado y la defensa colectiva.

Como en los años anteriores en este tercer encuentro del Aquelarre Subversiva, que comenzó el 5 de julio en la ciudad de Cochabamba, las autoconvocadas realizaron su “Marcha de mujeres por la vida, el cuerpo, el territorio y la dignidad”, denunciando en ella la violencia patriarcal y los feminicidios. Pero lejos de ser aceptada, esta acción política se convirtió en otro chivo expiatorio más de control y disciplinamiento del movimiento de mujeres organizadas, y por eso reprimida violentamente por la policía boliviana, que avanzó contra las manifestantes con un operativo de más de 50 oficiales con palos y gases lacrimógenos a modo de cacería en el momento que la marcha pasaba por las instalaciones de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP).

Tras la represión a las feministas, cuatro de ellas provenientes de Argentina, Chile, España y Bolivia fueron detenidas por manifestarse y filmar la represión. A continuación fueron ingresadas a las dependencias de la UTOP donde las dejaron “aisladas e incomunicadas durante varias horas, sin siquiera dejarles comunicarse con las abogadas”, según repudian en un comunicado conjunto. A su vez, explican que, “durante la detención la policía intentó realizar un montaje y obtener pruebas ilícitas pintándoles las manos con aerosol y fotografiándolas con objetos que no eran suyos, incurriendo en una violencia institucional a la cual ellas se resistieron”, por lo que fueron “amedrentadas por alrededor de 15 policías” que ejercieron constante violencia psicológica.

Luego distintos traslados y procedimientos continuaron violentándolas, pero por su parte el colectivo organizado de mujeres y feministas se mantuvo en vigilia y permanente movilización exigiendo su libertad. Como si fuera poco, para garantizar la liberación, las 4 detenidas se vieron forzadas a firmar un “acta de compromiso para enmendar los supuestos daños provocados” de una suma desproporcional.

Más que represión, la emboscada para una cacería



La marcha tenía una cabecera cuya bandera decía: “Por la vida, el territorio y la dignidad”, con la que las feministas nuestroamericanas que llegaron a la ciudad recorrieron las calles de Cochabamba cantando sus consignas con entusiasmo y la alegría de estar juntas. “Una de las paradas fue frente a la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP)”, relató Eugenia Lara, integrante de la Asamblea de Mujeres de la FOB.

En julio de 2014 ocho integrantes de esa fuerza represiva especializada de Cochabamba fueron denunciados y enjuiciados internamente por el encubimiento y el abuso sexual y torturas a “Minerva”, una joven de 19 años con discapacidad intelectual que se acercó a la dependencia policial pidiendo comida. Entre los enjuiciados se encontró además el ex comandante departamental de la Policía. “El sentido era visibilizar las violaciones de policías sobre mujeres en años anteriores”, relató Lara. Durante el año pasado hubo 426 denuncias a policías por violencia hacia las mujeres, todas estas sin sentencia y con impunidad.

“Antes de la UTOP pasamos por la sede del poder judicial”, rememoró, afirmando que la voz se corrió de un edificio a otro, “nos emboscaron, sentimos que armaron una cacería, estaban esperándonos”. Agregó además que las detenciones comenzaron sin más, “aparecieron varios policías y tomaron a una compañera, y en el afan por liberarla cayeron varias mas”, “hubo una que filmó y registró como le pegaban a otra en el suelo”.

El operativo de emboscada, cacería, golpiza y detenciones contó con medio centenar de efectivos y un camión hidrante, “cuando replegamos la represión avanzó con gases lacrimógenos”, relataron las feministas, “esta es la respuesta de los Estados”. Ser reprimidas por la fuerza a la que se denuncia por violentar sexualmente a una joven es evidencia de ello. A las detenidas, que estuvieron incomunicadas durante horas, el poder judicial les exige un resarcimiento económico y un pedido de disculpas públicas. Por eso, desde quienes organizaron y asistieron al Encuentro encararon rápidamente una campaña de solidaridad sin fronteras.

“Nos salen a reprimir para silenciarnos”



“Este es un encuentro que autoconvoca a mujeres de distintas latitudes y que nos vemos para construir diferentes formas de vida y resistencia frente al sistema patriarcal, capitalista y extractivista”, caracterizó, Eliana Quiñones, integrante del Colectivo de Mujeres Libertarias Las Imillas, organizadora del Aquelarre feminista.

“Esta represión ha sido muy violenta, ha habido abogadas mujeres que entraron para defender a las compañeras y nos han dicho ´necesitamos un abogado hombre, y así funciona esta justicia. Entre hombres van a decidir los castigos de las mujeres que salen a protestar, entre hombres van a definir cómo nos van a jalar lo oreja para que nos quedemos en la casita haciendo lo que ellos quieren”, agregó la feminista autónoma. “La policía, la justicia y este Estado que tiene una vision totalmente patriarcal”, quieren “aleccionar, domesticar y disciplinar a las mujeres que estamos saliendo a las calles a decir lo que está sucidiendo en cada uno de nuestros paises”, y por eso, “se nos pretende callar”, agregó.

“Vemos que la represión no es algo alejado que está pasando solo aquí sino que está recrudeciendo en toda América Latina frente a los movimientos de mujeres que nos estamos organizando”. Y finalizó con un pedido, “estamos muy preocupadas y llamamos a todas las organizaciones de mujeres a identificar esto no como un caso aislado, sino como un síntoma de este sistema patriarcal en cuanto las mujeres somos de los movimientos más organizados y movilizados en estos últimos tiempos, y entonces, nos salen a reprimir para silenciarnos”.

Un encuentro de feminismos autónomos



El Aquelarre Subversiva es un encuentro autogestionado para feministas autónomas que se realiza en Bolivia con la necesidad de compartir experiencias y articular estrategias con otras organizaciones. Es el tercer año que se hace y había pautados tres dias de actividades que comenzaron con la “invocación a las luchadoras”, entre las que se encontró el recuerdo y legado de Maite Amaya, travesti, piquetera y libertaria.

“Una de las mesas en las que participamos fue de las políticas antirrejas”, comentó Daisy…, integrante de la Asamblea de Mujeres de la FOB de Lugano, “contamos cómo es, desde la experiencia de cada una, el proceso de vivir presa o acompañar, como nosotras con el caso de Reina Maraz”, “una experiencia de encierro complicada”, pero “fuimos colchones para esa compañera”, una más que padeció la revictmización, “situaciones que viven las mujeres por la justicia patriarcal y discriminatoria”.

“Tras la represión pudimos resignificar el encuentro”, relataron, “volvimos a juntarnos para ir resolviendo, aportar soluciones, y ahí se nota el peso de la experiencia y la importancia de la organización”. “Siendo boliviana, volví a mi país más organizada, llegué con muchas expectativas, y me sentí bajoneada porque en mi primera marcha allí hubo represión”, contó Daisy, quien reflexionó, “cuantas cosas hay por hacer en Bolivia, ese crudo me hizo ver la realidad de las compañeras, a las que hay que hacer acompañamiento”, porque recordó, “no están solas”.

Mujeres Denuncian Represión de la Policía



Publicado en Página Siete el 9 de julio de 2017

Mujeres que participaron en la marcha por la vida, el cuerpo, el territorio y la dignidad de las mujeres en la ciudad de Cochabamba este viernes 7, denunciaron la violenta represión que sufrieron por parte de la Policía.

Cuatro de ellas fueron detenidas y conducidas a instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

"Nosotras las mujeres hemos salido a denunciar la violencia patriarcal y los feminicidios que atentan contra nuestras vidas en todos los territorios. Lamentablemente nuestras manifestaciones han sido violentamente reprimidas por la Policía Boliviana que ha tomado presas a cuatro compañeras (argentina, chilena, española y boliviana), quienes estaban participando en la marcha”, señala un comunicado público. La marcha comenzó a las 18:30 en la ciudad de Cochabamba donde se autoconvocaron mujeres de diversos países como Argentina, Chile, Colombia y Ecuador.

Bolivia: Golpes y Detenciones Durante Encuentro de Mujeres en Cochabamba



Publicado en ANRed el 10 de julio de 2017
policía boliviana reprimiendo la marcha del aquelarre
El pasado viernes se realizó el “Encuentro Aquelarre Subersiva” en Cochabamba Bolivia. Durante su desarrollo se realizó una movilización que culminó con un violento operativo policial contra las cientos de participantes que arrojó 4 detenidas. El Encuentro denuncia la violencia machista que provoca, al menos, un femicidio cada 3 días en el país vecino.

La movilización se produjo el día de 7 de julio en el marco del Encuentro del Aquelarre Subversiva, un espacio de mujeres autónomo y autogestionado donde participaron cientos de activistas de Bolivia, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador.
policía boliviana reprimiendo la marcha del aquelarre
Las organizaciones del encuentro publicaron un comunicado donde se relataron los acontecimientos, “Nosotras las mujeres hemos salido a denunciar la violencia patriarcal y los feminicidios que atentan contra nuestras vidas en todos los territorios. Lamentablemente nuestras manifestaciones han sido violentamente reprimidas por la policía boliviana que ha tomado presas a cuatro compañeras (argentina, chilena, española y boliviana), quienes estaban participando de la marcha. La captura se realizó en el momento que estábamos pasando por las instalaciones de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) a las 19h00 aproximadamente”.

“Denunciamos que hemos sido gasificadas, golpeadas y perseguidas por más de cincuenta policías armados quienes de manera premeditada nos han vejado, violentado y maltratado cuando intentamos defender a nuestras compañeras, quienes además han sido arrastradas violentamente hasta las inmediaciones de la policía”.
policía boliviana reprimiendo la marcha del aquelarre
Diferentes organizaciones emitieron un comunicado en solidaridad con las detenidas en el cual denuncian el maltrato policial y la implantación de pruebas, "durante la detención la policía intentó realizar un montaje y obtener pruebas ilícitas pintándoles las manos con aerosol y fotografiándolas con objetos que no eran suyos, incurriendo en una violencia institucional a la cual ellas se resistieron. Ahí mismo, fueron amedrentadas por alrededor de 15 policías que ejercían constante violencia psicológica". También señalaron que las fuerzas policiales les obligaron a firmar el pago de una multa por los supuestos "daños".

Fuerte Represión Policial a Mujeres Participantes del Encuentro Aquelarre Subersiva en Cochabamba, Bolivia



Publicado en Prensa Húmeda el 8 de julio de 2017, y en Medio a Medio el 12 de julio de 2017

Este viernes 7 de julio, durante el desarrollo de una marcha de mujeres que participaban en el Encuentro Aquelarre Subersiva, en Cochabamba Bolivia, la policía de dicha ciudad, interrumpió violentamente la manifestación, dejando a 4 compañeras de diferentes territorios detenidas y varias agredidas.

La manifestación organizada bajo el marco del encuentro, tenía la finalidad de denunciar la violencia patriarcal y los feminicidios que nos afectan en todos los territorios convocando a una gran cantidad de mujeres de Abya Yala y el extranjero. Paradójicamente al momento de visibilizar esta realidad, las instituciones represivas no dudadon en hacer presente que esto es un problema estructural, demostrando una vez más su defensa acérrima al sistema patriarcal.

Las agresiones sucedieron cuando las manifestantes avanzaban frente al edificio de la UTOP (Unidad Táctica de Operaciones Policiales) a eso de las 19:00 hrs, momento en el cual fueron interrumpidas y reprimidas con gases lacrimógenos y golpes de parte de los cuerpos policiales.

Según nos dió a conocer una de las compañeras presentes, la policía las agredió físicamente, siendo inmovilizadas y golpeadas e inclusive fueron manchadas a la fuerza con pintura en sus manos, en un intento de inculpar por desordenes y rayados a las mujeres detenidas, hecho que queda en evidencia en los videos que lograron salvaguardar, frente al intento policial de requisar los teléfonos celulares que en ese minuto registraban el hecho.

Este brutal ataque dejo también a cuatro compañeras detenidas, de Bolivia, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, quienes ya fueron liberadas.

Hacemos llegar nuestro apoyo a todas quienes viven la violencia de la policía feminicida en cualquier territorio, y recalcamos que este hecho deja en evidencia la complicidad de las autoridades en este y otros hechos de violencia hacia las mujeres, complicidad que no tiene más objetivo que perpetuar y reproducir el sistema patriarcal contra el cual nos rebelamos.

Fotografías enviadas por nuestras compañeras.
policía boliviana reprimiendo la marcha del aquelarre
policía boliviana reprimiendo la marcha del aquelarre